fbpx

CALELLA EN FAMILIA: LOS IMPRESCINDIBLES (parte I)

Jul192021

CALELLA EN FAMILIA: LOS IMPRESCINDIBLES (parte I)

Noticias no responses

Rodeando la capital catalana, nos encontramos ante una serie de comarcas que forman parte de la marca turística Costa Barcelona. Calella es un pequeño rincón del Maresme que, a pesar de no ser un destino muy grande, está lleno de actividades, eventos y lugares para visitar. Junto con Santa Susanna, Pineda de Mar y Malgrat de Mar es un municipio con el sello de Turismo Familiar otorgado por la Generalitat de Cataluña. Reúne toda la esencia del Mediterráneo destacando por sus preciosas playas pero también se caracteriza por tener muy buenas opciones de turismo familiar, deportivo, gastronómico o cultural.

En esta ciudad, también conocida como Calella de Mar y siendo considerada la capital turística de la comarca costera catalana, se puede encontrar una muy buena oferta de servicios, una amplia oferta lúdica pensada para todas las edades, una playa bien equipada y oferta comercial de todo tipo. Además, está perfectamente adaptada para los peatones y tiene numerosos espacios verdes, algo que es fantástico para poder hacer muchísimas excursiones y actividades pensadas para todos los miembros de la familia. Así pues, puedes ver que es muy difícil no sentirse a gusto en esta ciudad especialmente preparada para que pases tiempo de calidad con los tuyos.

Teniendo en cuenta toda esta información, te queremos proponer 3 actividades esenciales que no te puedes perder si vienes a visitar nuestra ciudad:

 

ESENCIAL NÚMERO 1: BAÑARTE EN SUS PLAYAS

Calella dispone de casi tres kilómetros de longitud de aguas azules y limpias, por lo tanto, lo primero que te recomendamos que tienes que hacer al llegar a Calella con tu familia es disfrutar de sus playas. Por un lado, si prefieres bañarte en una zona más íntima y tranquila, te recomendamos hacer un pequeño paseo (inclusivo) desde el Paseo Marítimo hasta la playa de Las Rocas en la que encontrarás una pequeña playita de agua transparente rodeada por rocas. Esta, está muy cerca del Faro y de las Torretas. Además, está rodeada por pequeñas calas, Rocapins, la Vinyeta, Cala d’en Pere (nudista) o a la Roca Grossa No obstante, si lo que buscas es estar en una playa en la que no te tengas que preocupar para encontrar sitio y en la que se pueda practicar una gran variedad de deportes, te recomendamos ir a la Playa Gran o en la Playa del Garbí. De la Playa del Garbí, galardonada con la Q de Calidad y con Bandera Azul, no sólo destacamos sus aguas y su amplitud sino que también la gran variedad de chiringuitos perfectos para ir a tomar algo mientras miras como los más pequeños hacen castillos de arena.

De las diferentes opciones que hay, destacamos el Bahari Club, el Beach Club del Hotel Bernat II, situado justo enfrente de la zona hotelera de Calella. En este puedes encontrar descuentos en las bebidas (si estás alojado en el Hotel Bernat II) y además, si haces una reserva en su restaurante, te regalan hamacas, sombrillas y también una plaza de parking. Algo que se agradece porque a veces resulta difícil encontrar aparcamiento a pie de playa.

Por otra parte, en la zona hotelera donde se encuentra el Bahari Club, también está el punto de actividades de la Asociación Turística de Calella donde se organizan muchas actividades gratuitas o con descuentos del 20% (por las personas alojadas en el Hotel Bernat II), que van desde castillos hinchables hasta excursiones en kayak. Consulta todas las actividades disponibles aquí.

 

ESENCIAL NÚMERO 2: PERDERTE POR EL PARQUE DALMAU

El Parque Dalmau de Calella es un espacio natural muy agradable y el área de ocio más grande del municipio por excelencia, donde también se puede ver reflejada la marca Destino de Turismo Familiar (DFT). Es por esta razón que la añadimos a la lista de imprescindibles de cosas que hacer en Calella con la familia.

Se puede visitar en un recorrido fácil, gracias a los caminos y senderos expresamente indicados. Dispone de zonas infantiles, área de picnic, fuentes, pinares, zonas ajardinadas y numerosos bancos para descansar. Es un entorno ideal cargado de verde y flores multicolores, que cuenta, como mínimo, con 10 hectáreas de jardines idílicos y bosques llenos de sombra en el corazón de Calella perfectos para todos aquellos amantes de los paseos entre pinos y esculturas. El Parque Dalmau, pues, es el contrapunto perfecto para combinar la playa y la naturaleza y además, ofrece una gran variedad de actividades a realizar:

  1. Hacer el itinerario botánico. Comienza en la parte central del parque, en la Fuente de los Leones. De este modo, se pueden observar los diferentes tipos de vegetación que la habitan. En la parte más baja hay plataneros y en la parte superior predomina el bosque mediterráneo, con pinos, encinas y maleza.
  2. Para los pequeños de la casa hay zonas con instalaciones de juegos infantiles que van desde los clásicos columpios y toboganes hasta juegos nuevos y modernos que fomentan la imaginación y la aventura.
  3. No puedes dejar de visitar el refugio antiaéreo que se encuentra en los límites de los parque construido en 1937, durante la Guerra Civil, para proteger a la población de los bombardeos.
  4. Si tienes ganas de caminar dando un paseo por Calella, puedes hacer la Ruta de la Ardilla, una de las rutas que pasa por el medio del Parque. Tiene una duración aproximada de una hora y además, está perfectamente señalizada con pintura de color rojo con forma de ardilla. Su dificultad es muy baja y esto permite que sea apta para todos los miembros de la familia.

 

ESENCIAL NÚMERO 3: DESCUBRIR SUS CALLES EN CARRILET

Haciendo una escapada con niños y niñas no puedes desaprovechar la oportunidad de subir al Carrilet de Calella. Es un tren bastante pintoresco y, como casi todos los trenes de este tipo, son abiertos y te permiten ver el paisaje y tomar el aire fresco mientras vas paseando por la ciudad. Es una opción perfecta para recorrer las calles principales de la ciudad de una manera diferente, sobre todo, si viajas con niños y durante los meses de verano. El recorrido completo tiene una duración de 40 minutos aproximadamente y es un plan perfecto para hacer en familia.

El tren turístico de Calella ofrece un recorrido urbano por las diferentes calles y el paseo marítimo. Los precios de ida y vuelta son de 3 € para los adultos y 1 € para los niños. Hasta los 2 años es gratuito. Pasa cada 20-25 minutos y funciona de 9:00h a 22:00 durante los meses de temporada alta. Tiene paradas de una punta a otra de la ciudad, entre ellas, justo delante del Hotel Bernat II. También es perfecto para utilizarlo de transporte público si vienes a Calella a pasar el día o de vacaciones.